Esclerosis Múltiple

Revisión de histórica de la Esclerosis Múltiple

La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica, degenerativa y autoinmune que afecta el sistema nerviosos central. Actualmente se supone que es la principal causa de discapacidad no traumática entre adultos jóvenes (20 a 40 años). Es también conocida como la “enfermedad de las mil caras” esto es porque quienes padecen de EM pasan por las mismas etapas de la enfermedad, pero esta se manifiesta de formas diferentes en cada persona.

La Teoría del Apego: Avances y contribuciones a través de los años

Durante el siglo XX, el Dr. John Bowlby y Mary Ainsworth desarrollaron la Teoría del Apego y sentaron las bases para entender la implicancia de las relaciones sociales en el desarrollo de los seres humanos. Sin embargo, desde sus orígenes hasta el día de hoy se ha visto enriquecida con diferentes descubrimientos y aportes de científicos y doctores. A continuación, te mostramos algunos hitos importantes de su evolución.

La narcolepsia: el trastorno del sueño que no tiene cura

Hay diversos trastornos del sueño, como el insomnio o la narcolepsia. Esta última carece de mucho conocimiento en la población, lo que hace que cuente con poco diagnóstico. En 2018, se estimó que uno de cada 5000 mil chilenos eran narcolépticos.

Este trastorno no tiene cura, pero si un tratamiento que permite llevar una vida con relativa normalidad a las personas que lo padecen.

Riesgos en el hogar de personas con Alzheimer

El Alzheimer es un trastorno mental muy delicado. Las personas que lo sufren, junto con sus cuidadores deben reconfigurar toda su vida en torno a esto y tomar precauciones. Muchos tienen la fortuna de ir a casas de cuidado de mayores, pero otros deben realizar sus tratamientos desde casa. ¡Mira en esta imagen interactiva y aprende las precauciones que se deben tomar en el hogar!

migrañas y cefaleas

Migrañas y cefaleas: El mal de los estudiantes universitarios

Los dolores de cabeza son una de las afecciones más comunes mundialmente, este padecimiento se estima que afecta a más de la mitad de la población mundial. Según estudios realizados por investigadores de la Universidad de Noruega.

Las migrañas y cefaleas son enfermedades neurológicas que afectan a lo menos una vez al mes a miles de personas. Si bien, estas afecciones suelen vincularse a otras enfermedades como la hipertensión, problemas visuales o vértigo. Lo cierto es que hay una serie de desencadenantes para que se produzca el “famosos y molesto” dolor de cabeza.

Según Medical News Today, sitio encargado de difundir información médica tanto para público general como para médicos. Existe una larga lista de tipos de dolores de cabeza. En la edición de la Clasificación Internacional de las Cefaleas se definen más 150 tipos diferentes de dolor. Los cuales se dividen en dos categorías principales; dolores de cabeza primarios y secundarios.

Dolor de cabeza – Shutterstock

Clasificacion de dolores de cabeza

Dentro de los dolores de cabeza primarios encontramos las migrañas y cefaleas tensionales. Estas afecciones son catalogadas como dolor primario, porque no son causadas por ninguna otra enfermedad, sino que es la afección como tal.

En el caso de las migrañas, estas suelen ser recurrentes y un ataque migrañoso puede incluso durar hasta tres días, suelen caracterizarse por un dolor punzante e intenso en un solo lado de la cabeza. Estos dolores pueden afectar tanto a adultos como niños, sin embargo, se desarrolla más recurrentemente en mujeres.  

En el caso de las cefaleas por tensión, estas se presentan como un dolor sordo y constante que se siente en ambos lados de la cabeza. Dentro de las causas de las cefaleas por tensión podemos mencionar la deshidratación, fatiga ocular, problemas para conciliar el sueño, ruidos fuertes, por señalar algunos. 

Podría interesarte: Cefalea tensional: El dolor de cabeza más frecuente

La realidad universitaria

¿Cómo viven los estudiantes universitarios las migrañas y cefaleas? Una serie de estudios científicos han abordado el problema de los dolores de cabeza en los y las estudiantes de universidades. El foco se centra en las limitaciones que producen estos padecimientos entre los estudiantes y sus actividades académicas

Un estudio de la revista Neurology Perspectives evaluó como la migraña afecta distintos aspectos de la calidad de vida y limita académicamente a grupos de universitarios. El trabajo lo realizaron con la comunidad universitaria de la Facultad de Medicina de Extremadura. En este pudieron detectar de 108 cuestionarios recibidos, que el 50,5% de la población del estudio indicó que los dolores repercutían de forma negativa en su vida académica.

De las respuestas recibidas, destacan una considerable cantidad de testimonios que indican que cuando se encuentran padeciendo migrañas y cefaleas tienden limitarse su capacidad de concentración. Y por ende, bajan por periodos el rendimiento académico.  

¿Cómo es la realidad en estudiantes universitarios en Concepción?

“Me había dormido tarde, estuve con el Pc hasta como las 3:30 am. y cuando desperté al otro día sentí como agüita dentro de los ojos.” Geraldine Torres, estudiante de Técnico en enfermería. Este relato es similar a otros que me ha tocado escuchar y vivir en carne propia. Son los momentos previos a una inminente migraña con aura. Un dolor agudo en una parte de tu cabeza, que además viene con una serie de molestas visuales. 

Al realizar una búsqueda rápida en torno a los dolores de cabeza en universitarios de Concepción, me he logrado encontrar con una numerosa lista de jóvenes de diversas carreras que admiten que al menos 1 vez al mes tienen un dolor de cabeza tan fuerte que les impide realizar sus actividades diarias.  

Sofía Molina (21 años) estudiante de la carrera de Obstetricia. Nos comentó que cuando se encuentra en periodos de mucho estrés académico, declina el usar pantallas para sus jornadas de estudio, por ejemplo. Ya que el estar muchas horas pegada frente a la pantalla de su computador le produce generalmente una cefalea.

Cabe destacar, que dentro de la comunidad estudiantil ha surgido una gran cantidad de estudiantes que mensualmente visitan centros médicos por temas vinculados a migrañas o cefaleas. Una de las posibles causas de este fenómeno es la modalidad virtual a la que se volcaron las clases producto de la emergencia sanitaria del Covid 19

El problema radica en que la mayoría de los universitarios no toma ciertos consejos que existen a la hora que pasar largas jornadas estudiando y tampoco se percata antes de tiempo cuando se trata de regular el uso de las pantallas. 

Pausas activas.

El estudiante de sexto año de medicina, Marco San Martín. Reconoce la correlación clínica entre el prolongado uso de las pantallas y su incidencia en cefaleas y migrañas. “Notablemente ha aumentado el dolor de cabeza durante la pandemia por el uso de pantallas, porque como se sabe hay algunos tipos de cefalea que se desencadenan con fotosensibilidad” señala. 

La recomendación de expertos es que los estudiantes traten de realizar pausas en medio de sus horas de estudios, para que tanto su vista como el cerebro puedan retomar las actividades académicas productivamente.

hongos alucinógenos

Los hongos alucinógenos como una solución a la depresión

La psicodelia, los años 60, Woodstock y los malos viajes son sinónimos de los hongos alucinógenos. La percepción general de esta sustancia está rodeada de tabú y misterio, pero no deja de ser un elemento sagrado en múltiples culturas, siendo primordial en ritos y ceremonias. Hoy, el enteógeno más antiguo del mundo, podría ser clave para solucionar distintos cuadros clínicos. Los hongos alucinógenos podrían ser una solución a la depresión.

El componente activo

La psilocibina, el componente activo de los hongos alucinógenos, es un alcaloide triptamínico que se encuentra en aproximadamente 200 especies de hongos alrededor del mundo. Sus consecuencias comienzan a presentarse entre 10 y 40 minutos desde la ingesta, y su duración varía entre 2 y 6 horas en total. La mayor parte de la psilocibina es metabolizada en el hígado.

Los efectos de la psilocibina son variados y dependen del estado mental y el escenario donde se encuentra el consumidor. En un principio los usuarios pueden experimentar náuseas y bostezos excesivos, siguiendo con un sentido distorsionado de la realidad, sinestesia y alteración de la percepción del tiempo.

Respecto a su toxicidad y dependencia, no existen registros de muertes por ingesta recreacional, y un estudio concluyente por las doctoras Chuan Yu-Chen, Carla L. Storr y el doctor James C. Anthony, reveló que en Estados Unidos entre 2000 y 2002, en un grupo de adolescentes de entre 11 y 17 años, no se incrementó el riesgo de drogodependencia en la adultez, independiente de la exposición prematura a la sustancia.

Cuadros depresivos

En periodos depresivos, el cerebro se estanca en patrones negativos y la conectividad se retiene. Empezamos a funcionar de manera cíclica, repitiendo actitudes perniciosas con uno mismo. La inmersión en un estado del que no podemos salir se vuelve redundante. Las terapias a veces funcionan, pero en realidad, nada suele tener resultados a corto plazo.

 Y uno de los rápidos efectos del uso de hongos alucinógenos y otros psicoactivos, son conectividad y sinapsis en zonas cerebrales que normalmente no interactúan entre sí. Se logran entonces experiencias catárticas que nos hacen cuestionar las bases de nuestro pensar.

Foto cortesía de Vox

“Los resultados de diversas investigaciones clínicas con psilocibina, enmarcadas dentro de un contexto terapéutico, han arrojado resultados potencialmente beneficiosos para el tratamiento de diversos trastornos mentales como la depresión, la ansiedad y el consumo problemático de sustancias”, así lo confirma un estudio de la Facultad de Psicología de la Universidad de la República en Uruguay.

Otros exámenes también han demostrado eficiencia en el uso de psilocibina como tratamiento para adicciones, ansiedad y trastorno obsesivo compulsivo. Un estudio de la Universidad John Hopkins demostró que un 80% de los usuarios expuestos a la droga pudieron dejar de fumar por los próximos 6 meses, generando resultados instantáneos. Resultados parecidos se obtuvieron con dietilamida de ácido lisérgico (LSD).

En las culturas antiguas

Varias culturas antiguas utilizaron lo que, probablemente, fueron hongos alucinógenos o sustancias con componentes parecidos para tener experiencias trascendentales, como el peyote o la ayahuasca.

En el mundo hindú, se conoce como Soma, un narcótico divino de la antigua India y considerado un dios por sí mismo. Los griegos, por otro lado, hablaban de la Ambrosía, que literalmente significa inmortalidad, siendo una comida, además, de los mismos dioses. Y en las culturas precolombinas sigue teniendo una influencia importante, parte de la idiosincrasia local hace milenios.

No podemos dejar de ver la importancia cultural que podrían haber tenido los viajes espirituales experimentados en civilizaciones de todo el mundo. Se conectaron mundos como la química orgánica y la teología, entendiéndose así lo racional con lo subjetivo, y lo tangible con lo espiritual, siendo hoy un tema que se encuentra relativamente prohibido en occidente.

foto cortesía de History

Hacia el conocimiento de los hongos alucinógenos

Sería irresponsable de mi parte pensar que el uso de sustancias ilícitas sin control alguno estaría justificado. Pero lo sería también pensar que por ser una alternativa distinta a las tradicionales no deberíamos considerarla. Buscar solamente respuestas dentro del canon tradicional del mundo de la medicina es cerrar puertas con variadas posibilidades.

Los estudios llevados a cabo demuestran patrones positivos al momento de tratar la depresión, los problemas de salud mental y ciertas adicciones. Las conclusiones al respecto, si bien forman parte de un nicho médico, alientan a seguir con procesos investigativos que logren sanar uno de los mayores problemas de época, la salud mental.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define las drogas como “toda sustancia que, introducida en un organismo vivo, pueda modificar una o varias de sus funciones”. Básicamente, cualquier tipo de interacción con algún elemento que afecte nuestro sistema nervioso estaría en la definición. Los cambios de percepción, generados por ansiolíticos o antidepresivos afectan nuestro entendimiento de todas maneras, con la particular diferencia de haber sido aprobados de manera estandarizada.

Tener otras herramientas para trabajar nuestro bienestar, depende ahora de los avances realizados en las áreas de neurología y psiquiatría. Se deben empujar entonces los límites de la brújula moral y el espíritu de nuestro tiempo. El Centro Imperial para la Investigación Psicodélica del Imperial College London es pionero, pero aún queda mucho camino por recorrer. Los hongos alucinógenos podrian ser una solución plausible a la depresión.

el impacto de la danza

El impacto de la danza en la estructura cerebral

Estudios recientes investigan sobre los beneficios y las modificaciones a nivel cerebral que tiene la práctica del baile. Además de ser un arte que permite conectar con nuestras emociones e interioridad, el impacto de la danza sugiere que incluso podemos desarrollar habilidades cognitivas mediante la neuroplasticidad.

Recuerdo haber visto hace unos años un video viral que me impactó completamente: una mujer de tercera edad en una silla de ruedas realizando un delicado port de bras del Lago de los Cisnes. Lo que más me impresionó, es que ella padecía de un grave deterioro cognitivo y al escuchar la música volvía a los años 70’, en los que brillaba en el escenario. Marta González Saldaña fue Primera Bailarina de la Escuela Superior Nicolay Yavorsky de Nueva York y su fascinante historia me llevó a preguntarme la relación entre la danza y su impacto a nivel cerebral.

El movimiento es vida, pero ¿te has preguntado por qué? La danza es un arte que combina musicalidad, coordinación, memoria, gracia, entre otros. Sin embargo, además de su característica cultural, es una actividad con múltiples beneficios en nuestro cuerpo. Si bien, innegable que el ejercicio está relacionado a salud y bienestar, el impacto de la danza repercute incluso a nivel cerebral. Estudios indican que podría ser potencialmente beneficioso para prevenir enfermedades como Alzheimer o incluso como tratamiento para el Párkinson.

Detrás de la delicadeza y dulzura de una bailarina de ballet, o de la fuerza y actitud de un bailarín de danza urbana, hay numerosas conexiones neuronales que activan tareas cognitivas y sensomotoras. Es un trabajo conjunto en el que actúa la fuerza, memoria y coordinación para moverse siendo consciente del propio cuerpo y su entorno.

Impacto de la danza en la neuroplasticidad

En primer lugar comencemos definiendo el concepto de neuroplasticidad. Los autores Pichiorri y Mattia planteaban en el 2020, que se refiere a la capacidad de modificar las conexiones neuronales. Este proceso abarca todos los cambios que ocurren en el Sistema Nervioso Central (SNC) a lo largo de la vida de una persona. Además, es la base de la memoria, la adquisición de habilidades y de la recuperación de lesiones.

Al asistir a una clase de danza usualmente prestamos atención a los movimientos que hace el profesor, luego intentamos hacerlos lentamente. Al cabo de un momento podemos hacerlo con música y con varias repeticiones lo incorporamos a la secuencia completa. Jordi A. Jauset planteaba en el 2016, en el artículo «Música, movimiento y neuroplasticidad», que todo este proceso involucra complejas tareas cerebrales: “visuales, cognitivos (atención), motores (ejecución, coordinación, ritmo), espaciales, musicales (si danzamos con música) y emocionales. Todo ello, sorprendentemente, se sucede en unos pocos segundos.”

Cambios estructurales en el S.N.C

El estudio “Nuevo marco para la rehabilitación – fusión de la rehabilitación cognitiva y física: la esperanza para el baile”, sostiene que los cambios estructurales del cerebro se producen en:

  • Hipocampo
  • Áreas corticales motoras
  • Lóbulo parietal
  • Putamen
  • Cerebelo
  • Corteza frontal inferior (neuronas espejo)

Por otro lado, la investigación publicada el 2019, «Danza para la neuroplasticidad», sugiere que otro de los cambios estructurales del sistema nervioso incluye “aumento del volumen del hipocampo, volumen de materia gris en el paracentral izquierdo y giro hipocampal, e integridad de la materia blanca”. Justamente, la sustancia blanca es aquella que favorece la comunicación entre las diferentes partes del cerebro. Se ha comprobado que su degeneración es una de las causas del declive cognitivo, pues de ella depende la rapidez con que el cerebro procesa información. Esta es una de las bases para explicar cómo la danza previene la degeneración neuronal.

Estudios sobre el impacto de la danza en enfermedades degenerativas

Una investigación del New England Journal of Medicine del 2009, afirma que la danza “aumenta la reserva cognitiva y, por tanto, podrá ser un buen protector ante la degeneración neuronal”. Además, afirma que bailar con regularidad reduce en un 76% el riesgo de demencia en la tercera edad. Esto se debe a que es una actividad que aumenta la complejidad de las sinapsis y los circuitos neuronales, obligando al cerebro a “reinventarse” cada vez que se practica.

Por otra parte, un estudio del Centro Alemán de Enfermedades Degenerativas de Magdeburg publicado en el 2017, concluyó que la danza puede revertir el deterioro cerebral con los años. En este estudio se comparó a dos grupos de adultos mayores, quienes practicaron danza y actividades deportivas por más de 18 meses. En ambos grupos se notó una diferencia en la región cerebral del hipocampo, aumentando su tamaño. Sin embargo, solo el grupo de baile presentó, además, una mejora en su equilibrio.

Más allá del carácter cultural que conlleva la danza, es una actividad que involucra complejos procesos cognitivos. Entre ellos, el factor emocional juega un rol fundamental. Para los bailarines, la danza es más que un ejercicio, es un arte que permite transmitir emociones, un lenguaje. Bien lo sabía Marta González, quien, tal como la Reina de los Cisnes en la obra de Tchaikovsky, se transformaba con la música, sumergida en un trance recordando su pasado.

Video viral de Marta González

Te podría interesar: Rescatemos la memoria, hablemos de Alzheimer.

Alzheimer

Rescatemos la memoria, hablemos de Alzheimer

El Alzheimer, ¿qué es? y ¿por qué cada vez que veo o escucho este concepto lo asocio con mayores de edad o con la pérdida de la memoria?. Si sabes lo mismo que yo sobre esta enfermedad y tienes interés en saber mucho más, este artículo es para tí.

Mi experiencia con el Alzheimer, un giro en 180°

Mi nombre es Alyson, soy una estudiante de Periodismo de la Universidad de Concepción. Nací y crecí en Chillán, junto a mis padres y mis abuelas (materna y paterna). 

Al día de hoy mis abuelas tienen 68 años y la otra 84, respectivamente.  Muchos aspectos de mí misma y de mi vida actual serían distintos si mis abuelas no hubiesen estado presentes en mi infancia. 

Pero naturalmente, las personas envejecen, el tiempo pasa y las personas que eran adultas en tu niñez ya no son igual de energéticas y fuertes en tu adultez. Mi abuela de 84 años padece de Alzheimer y está pasando de la fase moderada a la grave. Se siente como vivir en una pesadilla.

Que terrible ver a quién te crió en un estado tan deteriorado en el que su propia mente y sus recuerdos se van desvaneciendo. Es una enfermedad que parece ser inadvertida en los adultos mayores. Este padecimiento, que puede avanzar muy rápido, cambia tu vida y la de todo tu entorno por completo.  

¿Por qué decidí investigar acerca de esto? Porque quiero ayudar en la rápida detección de esta enfermedad, que no tiene cura, pero sin embargo puede ser tratada para retrasar su aparición. Incluso, según lo señala el neurólogo Guillermo García Ribas “retrasar su aparición a tiempo puede hacer que ésta no se presente nunca”.

¿Qué es en realidad esta afección?

alzheimer
Imagen de Gerd Altmann– mujer con Alzheimer

Según un artículo científico de la Revista de posgrado de la vía cátedra de medicina «la enfermedad de Alzheimer es un trastorno neurológico que provoca la muerte de las células nerviosas del cerebro».

¿Esto qué quiere decir? Puede entenderse como la muerte progresiva de las neuronas. Esto provoca un desgaste cerebral y la persona afectada comienza a deteriorarse a tal punto que empieza a depender de otras personas para realizar sus labores diarias, va perdiendo sus capacidades cognitivas y comienza a tener conductas problemáticas o agresivas. En su etapa final, el Alzheimer conduce a esa persona a la demencia y finalmente, la muerte.

Esta enfermedad tiene una duración bastante variable, pero el rango estimado de tiempo es de 10 a 12 años.

Investiguemos acerca de su origen

El Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento (NIA, por sus siglas en inglés) nos plantea que el Alzheimer es una enfermedad genética.

¿Acaso el Alzheimer es hereditario?

Lo es, al ser una enfermedad genética se convierte también en una afección hereditaria, pero todo depende de cada persona. Existen personas que poseen antepasados que sufrieron esta enfermedad que no necesariamente desarrollaron o desarrollarán Alzheimer. Igualmente esta puede ser esporádica, la enfermedad puede presentarse en personas que no tienen el alzheimer en su historial familiar.

¿Cuál es el gen afectado?

Esto mismo también varía según el tipo de Alzheimer al que nos referimos. Existe el Alzheimer de inicio tardío y de inicio temprano.

Debes estar pensando, ¿Inicio temprano? ¿Esto se da en la niñez? Y la respuesta es no. El inicio temprano se da entre los 30 y 65 años de edad, en alrededor del 10% de los casos de Alzheimer; y la de inicio tardío (el que comúnmente conocemos) se presenta entre los 65 años o más.

En el inicio temprano, según la NIA: «La causa cualquiera de una serie de mutaciones de un solo gen en los cromosomas 21, 14 y 1. Cada una de estas mutaciones hace que se formen proteínas anormales. Las mutaciones en el cromosoma 21 causan la formación de una proteína precursora amiloidea anormal».

fuente: Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento

Principales síntomas del Alzheimer

La sintomatología es un factor muy importante. Mientras más pronto es diagnosticado el trastorno, más rápido se podrá iniciar su tratamiento. Según la Alzheimer’s Association las señales para detectar el Alzheimer se dividen con respecto a la fase en la que se encuentre la persona:

1. Fase inicial

  • Tener problemas para pensar en la palabra o el nombre correctos para referirse a algo o alguien
  • Complicaciones para recordar nombres de personas nuevas
  • Problemas para realizar tareas en entornos sociales o laborales
  • Olvidar algo que acabas de leer
  • Perder objetos valiosos
  • Inconvenientes al planificar u organizar cosas

2. Fase moderada

  • Olvidar eventos o información importante
  • Sentir malhumor, en especial si se trata de situaciones social o mentalmente exigentes
  • No recordar la dirección o el número de teléfono propios
  • Confundir la ubicación en la que te encuentras y/o fecha actuales
  • Necesitar ayuda para seleccionar un atuendo adecuado para cierta ocasión
  • Dificultad para controlar la necesidad de ir al baño
  • Desorden en los patrones de sueño, como dormir durante el día y tener insomnio durante la noche
  • Desorientarse y/o perderse
  • Fuertes cambios en la personalidad y el comportamiento, como el recelo y el delirio
  • Comportamiento repetitivo, como retorcer las manos o cortar papeles

3. Fase grave

  • Necesidad de asistencia todo el tiempo con tus actividades diarias y cuidado personal
  • No tener la noción de experiencias recientes y los hechos que te rodean
  • Experimentación de cambios en las capacidades físicas, incluida la capacidad de hablar, sentarse y, eventualmente, tragar
  • Dificultades y problemas a la hora de comunicarte
  • Vulnerabilidad a infecciones, especialmente neumonía

Conclusión

Ten en cuenta que hay que visibilizar esta enfermedad y evitar a toda costa la desinformación, ya que muchas veces se le confunde con olvido común o se le tiende a atribuir a la vejez. Esta enfermedad es muy grave y afecta a la persona en tal nivel que todo tu entorno se ve afectado, pero tenemos que tomar las riendas de la situación y mantener la calma.

Si tienes un familiar o conocido que posea esta enfermedad, sabrás que se requiere mucho amor y paciencia para tratarlo.

Este trastorno tan delicado puede generar delirio, y en este caso lo que menos se recomienda es llevarle la contraria a la persona, ya que su enfermedad es la que altera toda la visión que posee de la realidad y si la enfrentas, generarás que la persona afectada desconfíe de tí.

Comportémonos de manera amable, hagamos que el pasar de la vida de quien posee Alzheimer sea de la manera menos dolorosa posible.

En fin, recordemos ser más humanos y que ¡el amor es el idioma universal!.

Historias de WordPress que pueden interesarte:

musicoterapia en las personas

Musicoterapia: Un beneficio al alcance de todos

Escuchar la lista de reproducción favorita, improvisar sonidos o hasta cantar la canción que tenemos pegada en la cabeza, es algo que hacemos siempre. El poder mejorar nuestro bienestar a través del uso de la música como tratamiento, las y los profesionales lo han definido como «musicoterapia».

El comienzo de la musicoterapia

La Asociación Nacional de Musicoterapia de Argentina, define este concepto como «la aplicación científica del arte de la música para lograr objetivos terapéuticos». Por otra parte, La Federación Mundial de Musicoterapia describe este concepto como el uso profesional de la música en nuestro entorno, a fin de optimizar la calidad de vida. Esta organización internacional sin fines de lucro, fundada en 1985, ha logrado reunir a diferentes asociaciones que realizan este trabajo. Pero no es acá donde inicia el mundo de la musicoterapia, sino que fue en la prehistoria.

En este periodo, los expertos aseguran que su principal uso se centró en estar presente en los ritos religiosos, danzas y cosechas. Luego, cerca del 1500 AC, en los papiros médicos egipcios recetaban la música para curar y, en el caso de las mujeres, mejorar la fertilidad. En la antigua Grecia empezaron a estudiar este fenómeno, concluyendo que genera efectos positivos en la educación de la personalidad. Además, los grandes precursores de la musicoterapia, Platón y Aristóteles, estudiaron el poder religioso que contiene. Y en Roma, se descubrió que esta actividad traía beneficios a las enfermedades mentales y al insomnio.

Tiempo después llegó la Edad Media, etapa donde sabemos que hubo una gran absorción y sincretismo de diferentes culturas. Dejándonos a varios autores como el Arcipreste de Hita, Quintiliano y Séneca, los cuales en sus textos hicieron referencias a este concepto. En este caso, la readaptación de la musicoterapia significó avances en el ámbito educativo.

La llegada de la Edad Moderna provocó movimientos tales como el Renacimiento y el Barroco. Estos promovieron establecer criterios de cientificidad sobre las teorías musicales. Por otro lado, también se concibió la idea de que la música es un medio de comunicación de las emociones.

Una nueva perspectiva

Ya en el siglo XX, mientras transcurría la Primera Guerra Mundial, la música tomó protagonismo en los hospitales de veteranos. La contratación de músicos se debía a una forma de ayuda terapéutica. Junto a esto, en 1950 se fundó la primera Asociación Nacional de Terapia Musical, llevando su uso a hospitales psiquiátricos y neurológicos.

Gracias a los avances de la neurociencia, la musicoterapia se ha logrado transformar en una profesión. Su expansión se ha consolidado en muchos países, principalmente del continente americano y europeo.

musicoterapia en adultos mayores
Imagen extraída de: unir.net

¿Cuáles son los efectos y beneficios?

La musicoterapia ayuda al desarrollo humano, comprendido como un beneficio a la salud física, social, comunicativa, emocional e intelectual. Sus aportes son considerables y se pueden dividir en al menos cinco áreas:

  • Afectivo–Emocional: mejor manejo de la ansiedad, mayor tolerancia a la frustración, potencia la expresión de los sentimientos, mayor autoestima y conformación de la identidad personal.
  • Comunicación: mayor capacidad de expresión de nuestra personalidad y el uso de la música como medio de comunicación.
  • Psico-Social: promueve la conciencia social, la cooperación y la participación colaborativa.
  • Cognitivo-Conductual: mayor atención, mejor aprendizaje y estimulación de la imaginación.
  • Educacional: crecimiento y creación de habilidades académicas.

Esta actividad es una herramienta que ayuda en todos los aspectos y que es clave para el crecimiento personal. Los efectos de la musicoterapia, en cualquier etapa del ser humano, ha demostrado ser necesaria para mejorar distintos ámbitos de la salud mental.

Video extraído de: Telemadrid

Son muchos los beneficios que se pueden encontrar cuando es aplicada en la infancia, incluso previa a esta, en el embarazo. La música ayuda a estimular muchas zonas del cerebro, lo que se contribuye a un mejor desempeño de este órgano.

En los adultos mayores diversos estudios han llegado a la conclusión que la musicoterapia mejora la calidad de vida, logrando alcanzar un envejecimiento activo. Los principales beneficios han demostrado disminuir la agitación, el estrés y la depresión. En el caso de las personas mayores con demencia, esta terapia se traduce en favorecer la relajación y generar respuestas emocionales positivas.

Te podría interesar: Cómo influyen las compras online en la economía

La opinión de la musicoterapia desde el TDAH

Desde mi perspectiva, como alguien con déficit atencional e hiperactividad, la terapia musical es un beneficio que nos ayuda a entender como somos. El haber formado parte de un ambiente ligado a la música, ya sea creando o escuchando, ha sido un método clave para la relajación y el manejo del estrés. La recomendación como tal es que independiente de tener o no TDAH, todas las personas deberían experimentar la musicoterapia. Potenciar nuestras funciones cognitivas, mejorar los problemas emocionales, fortalecer distintas habilidades y estimular nuestro cerebro, fortalecerán un mejor desarrollo personal.

Lo llamativo de todo esto es que, si bien se puede realizar de forma profesional, existe una gran variedad de formatos en los que se puede aplicar. Un ejemplo claro son las plataformas de streaming como Spotify, Apple Music y Youtube, ya que nos entregan diversas listas de reproducciones y podcast relacionados a este tipo de terapia.

A partir de todo esto, está más que claro afirmar la importancia de la interacción entre las personas y la música. Esta es parte desde los inicios de la humanidad y es la forma de expresión más conocida y utilizada en el mundo.