Los 10 países con el internet fijo más rápido del mundo

La herramienta SpeedTest creada por Ookla, ha permitido a los usuarios tener un ranking actualizado de los países con la mayor velocidad de internet fija y móvil. Los resultados se suelen actualizar cada 15 días y ofrece rankings mensuales y trimestrales. Los datos que ofrece Ookla corresponden a la media de velocidades de subida y bajada, pero también permite ver el pico más alto en cada respectivo país.

Desde ARPA hasta Google: La evolución del internet hasta principios del milenio

El Internet es algo tan presente en nuestro día a día que a veces no nos detenemos a pensar que es, en realidad, toda una revolución tecnológica que avanzó a una velocidad enorme hasta convertirse en lo que es hoy en día. A continuación, les presentamos una línea de tiempo con los hitos más importantes en la evolución de esta herramienta, desde sus primeros pasos hasta finales del siglo XX.

radiotelescopio hacia el espacio

“Saludos, desde la Tierra”: 10 mensajes interestelares enviados por la humanidad

Diversos observatorios, radio-telescopios y, en varias ocasiones, el Instituto de Búsqueda de Vida Extraterrestre Inteligente (SETI) han llevado a cabo mensajes interestelares con el deseo que establecer contacto a través del espacio. La tarea planetaria de descubrir si estamos solos en el universo ha motivado a expertos de diversos sectores a sintetizar los aspectos que consideran más importantes de la humanidad, como carta de presentación ante seres extraterrestres.

redes sociales

Conoce las cinco redes sociales más populares en Chile

Gracias a la masificación del internet, las redes sociales se han vuelto parte fundamental de las relaciones interpersonales de la población. Incluso, según el estudio “Digital 2022-Chile”, la conexión de dispositivos móviles a redes sociales en el país supera la cantidad de habitantes.

El constante uso de las redes sociales permiten conectar e intercambiar información, y en Chile está directamente relacionado con el acceso que tienen las personas a internet.

Servicios de streaming

Origen, impacto y futuro de los servicios de streaming

¿Sabían que la primera vez que se usó el término “streaming” fue gracias a una emisora de “música de ascensor” en la década de 1920? El sistema Muzak fue creado para la transmisión de este tipo de música a través de líneas eléctricas, pero con la llegada de la radio comercial este se quedó atrás. Pero por su definición actual, el streaming apareció en los 90, cuando el grupo británico The Rolling Stones transmitió en directo uno de sus conciertos mediante Showtime, una cadena de televisión de paga como parte de una promoción.

Estos acontecimientos dieron inicio y forma a lo que hoy en día es uno de los medios de entretenimiento más populares jamás creados. Pero para llegar a como los conocemos actualmente, su historia inicia con Netflix.

Netflix, el gigante del streaming

Todos conocemos a Netflix, el pionero en la industria de estas plataformas. Lo que no muchos saben es que su éxito no llegó de la noche a la mañana. Fue fundada como empresa en 1997 y ofrecía servicios de alquiler de DVD entregados a domicilio. En un principio se trataba de un videoclub virtual, en el cual los clientes escogían películas en línea y estas eran entregadas por correo postal.

Debido al excelente recibimiento de esta mecánica, la que llegó a 5 millones de suscriptores para el 2006, y a la evolución de internet, Netflix se lanzó al mercado del “video por demanda” un año después. El catálogo incluía una inmensa variedad de contenido de distintos estudios cinematográficos y televisivos, por lo que la plataforma no tardó en expandir su mercado internacionalmente.

Entre 2011 y 2013 la plataforma se estableció como el sitio ideal (y legal) para ver películas y series. Durante ese periodo comenzaron a incursionar en la creación de contenido original, con series como House of Cards y Orange is the New Black.

Como un aficionado de todo este mundo, la aparición de Netflix en mi vida fue algo nunca antes visto. Si bien la renta de DVD en lugares como Blockbuster tenía su gracia, esta se veía limitada por la cantidad de contenido disponible en el local y la odiada multa por la no entrega del producto rentado (lo que eventualmente lo llevaría a su desaparición). ¿Una plataforma a un precio mensual asequible con una infinidad de horas de contenido? El sueño de todo amante del cine y la televisión.

Entra la competencia

La popularidad de Netflix iba al alza. El acceso ilimitado, personalizado y sin anuncios a su parrilla de producciones originales y licenciadas, lo convirtieron en un fenómeno cultural sin precedentes. El libro «Netflix Nations. The Geography of Digital Distribution» catalogó a este servicio como plataforma de video, distribuidor audiovisual, cadena de televisión, corporación mediática global, compañía tecnológica, sistema de software, negocio de big-data, industria cultural, estilo de vida y modo de consumo mediático.

Como dicen por ahí, «el éxito inspira» y pues la competencia no tardó en llegar.

Warner Media vio esto y como resultado tenemos a HBO Max. The Walt Disney Company hizo lo suyo lanzando Disney+. Amazon crea Prime Video como extensión de su sitio de compra y venta. Y asimismo, muchos otros conglomerados se subieron al carro y actualmente tenemos muchas plataformas a nuestra disposición, dando inicio a las «guerras de streaming«.

Época de cambios

En un comienzo, el streaming nació como una alternativa a la televisión, en donde no dependías de ningún horario para ver series y sin interrupción por anuncios. Uno de los conceptos que Netflix puso sobre la mesa fue el «maratonear». El estreno de una serie o temporada con todos sus capítulos disponibles para verlos todos en una sola tarde se convirtió en una especie de ritual durante todo su periodo de reinado.

Las nuevas plataformas llegaron a cambiar eso. El principal impulsor de un «nuevo» modelo de estrenos fue Disney+, el cual consistía en lanzamientos semanales de los capítulos de sus series. Con propiedades intelectuales enormes ya establecidas como Marvel y Star Wars, las series que desprendían de estas le sumaron a Disney+ una gran cantidad de usuarios. Prime Video y HBO Max también se adhirieron a este estándar, el cuál lograba mantener a los suscriptores en el servicio por más tiempo y el impacto mediático en internet de ciertos contenidos duraba semanas, mientras que los de Netflix solo un par de días.

Streaming vs Cine

La pandemia le vino como anillo al dedo a todas las compañías. El confinamiento obligó a las personas a buscar formas de entretenimiento desde casa y los servicios de streaming fueron los más beneficiados con esto. Por el contrario, los cines se vieron afectados de manera negativa, algunos incluso llegando a la bancarrota.

Durante 2020, frente a la imposibilidad de estrenar películas en las salas, los grandes estudios se vieron en la necesidad de redirigir sus lanzamientos en servicios de streaming o incluso impulsados a crear sus propias plataformas. El caso de Disney+ dio de qué hablar en 2021 con su cuestionado sistema «Premier Access», el cual agregaba una tarifa extra al plan de suscripción para algunos estrenos que inicialmente eran para cines, como Mulan y Black Widow.

Por otro lado está el caso de Warner Bros., quienes tomaron la decisión de que todos sus estrenos del 2021 serían lanzados de manera simultanea en cines y en HBO Max. Directores y creativos repudiaron esta acción, ya que no se les fue consultado y la taquilla de ciertas películas se vio afectada.

Eventualmente todos estos modelos de estreno fueron quedan atrás a medida que la pandemia iba bajando su impacto.

Actualidad y futuro

Actualmente el streaming se enfrenta a una audiencia más demandante con el tipo de contenido que ofrecen y la asequibilidad en temas de precios.

La pérdida de cerca de 200.000 suscriptores en Netflix debido a cambios en su sistema, la próxima desaparición de HBO Max y la eliminación de parte de su contenido debido a la fusión de Warner Bros. y Discovery son casos recientes que ponen a estos servicios de streaming en un inesperado problema.

Este medio de entretenimiento llegó para quedarse, pero solo el tiempo dirá si los cambios en su estructura y en las audiencias será suficiente para mantenerse como un negocio rentable.

Te podría interesar: Streamers y cómo Twitch explica las necesidades afectuosas

Tecnologia para controlar la diabetes

Digitalización contra la diabetes: la tecnología unida a la medicina

Junto a los avances en conocimiento de las diversas áreas de la ciencia hemos vivido una transformación en nuestras rutinas. La complejidad de la vida moderna y las situaciones de emergencia tales como la pandemia de covid-19 nos han impulsado a adoptar toda clase de dispositivos inteligentes para realizar nuestras tareas. Más allá de los smartphones, el presente nos entrega una visión cada vez más amplia de sus posibles usos en el futuro. Uno de estos comprende el aporte de la digitalización contra la diabetes a través de dispositivos diseñados para las distintas etapas de la enfermedad.

Un pequeño dispositivo para medir la glicemia

Una tarde de agosto estaba viendo videos de Nick Johnston, uno de mis guitarristas favoritos. Quizás se puede culpar a mi atención desenfocada, pero, entre las múltiples demostraciones de virtuosismo que este artista ha publicado, jamás había notado un pequeño detalle en su brazo hasta ese día. Un pequeño círculo blanco se posaba en la parte trasera de su brazo tatuado, el que con gracia golpeaba las cuerdas de la guitarra. Este parecía fuera de lugar e inmediatamente captó mi atención ¿Se trataba de algún tipo de dispositivo inteligente?

En mi mente, silenciosamente agradecí al usuario de Instagram que posó la pregunta antes que yo. En esta le consultaba al guitarrista si era diabético, debido al dispositivo que también había captado su atención. Nick respondió sin detalles, “yes I am (sí, lo soy)”. Este dato era suficiente para comenzar a investigar. Tras una breve búsqueda, descubrí que se trataba de un dispositivo inteligente conocido como un monitor de glucosa continuo, un frente de lucha de la digitalización contra la diabetes.

Para alguien como yo, que proviene de una familia con historial de diabetes y que también es un entusiasta de la tecnología, esto significó una apertura de puertas hacia un mundo desconocido. Aquí los dispositivos inteligentes no solo apuntaban al ocio o a actividades recreacionales, sino que eran el presente futurista del que siempre había soñado.

Revisión científica del uso de dispositivos inteligentes

Revisando revistas científicas, noté que no solo se han desarrollado tecnologías específicas para esta área, sino que también se ha revisado la utilidad de dispositivos como los Smart-watches en la salud, en un estudio publicado por la revista de Informática Biomédica en 2016. Esto, como un complemento para recopilar información importante a la hora de generar diagnósticos y conocer el historial de algunas funciones del cuerpo de un paciente.

Al leer el estudio de la Asociación Americana de Diabetes sobre el pasado, presente y futuro de la terapia de bombeo de insulina, publicado en 2019, pude conocer la evolución de estos dispositivos en función de las necesidades de los pacientes y de la tecnología disponible hasta el momento. Gracias a los dispositivos conectados de manera inalámbrica o por internet, se han creado nuevas soluciones de tamaño pequeño y adaptables al usuario, apoyandose en la digitalización para transmitir datos pertinentes al control de la diabetes.

Dispositivo inteligente para bombear insulina, un ejemplo de la digitalización contra la diabetes.
Dispositivo inteligente de bombeo de insulina y lector de glicemia. Su función se complementa conectado a un smartphone.

Mejores opciones para controlar la diabetes

Recordando la experiencia de algunos de mis familiares, noté la importancia de estos avances tecnológicos en la vida de las personas. Al tener estos pequeños dispositivos injertos en la piel, no era necesario generarse una pequeña herida para tomar una muestra de sangre y realizar un test de glicemia. Los lectores de glicemia conectados a los celulares permiten a las personas tener una lectura continua y mejor controlada. Los dispositivos en función de la vida de las personas tendrían más sorpresas para mí.

Como ávido fanático de la ciencia ficción, no he podido evitar ver con una ferviente emoción los anuncios de nuevos gadgets que apuntan a facilitar nuestras tareas del día a día. Al leer la información de la Fundación Diabetes Juvenil en Chile sobre las bombas de insulina, recuerdo la narrativa del Neuromante, por William Gibson, en donde el ser humano aumentaba su cuerpo con tecnología para librarse de los límites de un ser carnal.

El fenómeno de digitalización no frena

El desarrollo de tecnología ha continuado avanzando de manera exponencial en los últimos años. Según datos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, el numero de la población que usa internet se mantiene en constante crecimiento y no es sorpresa que estemos estrechando nuestra relación con los dispositivos que hacen uso de las redes. Estos están recopilando información constantemente, de nosotros y de nuestro entorno. Es natural pensar en usar esta información para detectar y mejorar todo tipo de procesos en nuestro cuerpo, tal como es el uso de funciones de la digitalización contra la diabetes.

Con el apoyo de la digitalización, los dispositivos electrónicos comienzan a parecer aumentos para nuestros cuerpos. En el momento en que esta información es codificada de manera binaria para su uso en el mundo digital hablamos de este fenómeno. Es gracias a este proceso que podemos compartir información rápidamente y a bajo costo entre todo tipo de dispositivos que se encargarán de interpretar los datos.

Cuando estos gadgets se conectan a internet los conocemos como parte del Internet of Things, un concepto que es mencionado cada día más, a medida que los dispositivos inteligentes comienzan a inundar silenciosamente nuestros hogares, espacios de trabajo y ciudades. La temática puede parecer nueva, pero su ideología fue presentada tan pronto como 1991 por Mark Weiser en su trabajo sobre la computación ubicua. En esta publicación, Weiser explica el uso de dispositivos conectados entre sí en todo el entorno de la persona.

El frente local de la digitalización contra la diabetes

También pude ver el avance en tecnología de dispositivos de asistencia médica en el ambiente local. En Concepción, dos egresados de la carrera de Ingeniería Civil en Telecomunicaciones de la Universidad de Concepción habían desarrollado un dispositivo para evaluar el pie diabético en etapas tempranas. Los creadores también consideraban desarrollar una aplicación para poder tener la información disponible en smartphones y fomentar el automonitoreo de síntomas.

Mi breve repaso de las posibilidades que la tecnología ha abierto en este mundo me había dejado con la mente girando, pensando en los límites que el ser humano podrá sobrepasar.

Las posibilidades del futuro

Quizás encontraremos maneras de administrar medicamentos o suplementos de manera automatizada para reducir los problemas de atrofia o visión que el astronauta Scott Kelly describe durante su año en la Estación Espacial Internacional en su libro, Resistencia. O quizas, podríamos ver las prótesis inteligentes evolucionar hasta que el auto-mail de Full Metal Alchemist se convierta en una realidad.

Brazo mecánico de full metal alchemist
Brazo mecánico representado en Full Metal Alchemist. La ficción puede continuar inspirando el avance en tecnología médica.

Sin lugar a duda, la ciencia y la tecnología nos ha presentado un presente lleno de posibilidades. Por esto, es de vital importancia mantenernos informados, conociendo los descubrimientos y, de preferencia, siendo parte activa del progreso.

Chica usando lentes de realidad virtual

Realidad Virtual: Historia y futuro de esta tecnología

La Realidad Virtual es de esos términos popularizados principalmente por las películas de ciencia ficción. Yo mismo recuerdo haberlo escuchado en más de una vez en la televisión cuando era pequeño, y la verdad es que el concepto siempre me fue llamativo.

Para quienes no estén familiarizados con el término, básicamente se define cómo un entorno creado a raíz de la tecnología informática y que mediante la misma da la sensación al usuario de estar inmerso en él. En la actualidad, esta tecnología está a un nivel bastante decente en cuando a su funcionamiento. No obstante, le ha tomado sus buenos años el llegar hasta donde está.

Paso a paso hacia una realidad virtual

Está más o menos en debate cual fue la primera tecnología VR del historia. Sin embargo, una de las “primeras” más conocidas es el llamado “Sensorama”, de 1957.  Esta poseía la forma de una de esas máquinas arcade tan populares en los ochenta, pero con un visor en el cual podías meter la cabeza. La máquina usaba una pantalla estereoscópica a color, además de ventiladores, sistemas de olores, y un sonido en estéreo. Esa máquina era, según Howard Rheingold, autor del libro Virtual Reality publicado en los noventa, “algo impactante”. De todos modos, esta maquina era más un cine multisensorial que algo interactivo. Por esta razón, muchos no la toman en cuenta cómo Realidad Virtual propiamente dicha.

Ahora, el verdadero primer artefacto de Realidad Virtual cómo tal, fue el llamado “Sword of Damocles”, en 1968. Este aparato consistía en unas gafas sujetas por un brazo mecánico. Las gafas estaban conectadas a un ordenador, y mostraban figuras en 3D las cuales podían ser vistas desde distintos ángulos, siguiendo los movimientos de la cabeza del usuario. Además, la máquina le permitía interactuar con las figuras. Sobra decir que esto no fue comercializado, pero fue un paso importante para la historia de la realidad virtual.

Video de «Sword of Damocles» en funcionamiento

Fue en 1984 cuando se lanzó el primer sistema de realidad virtual oficialmente comercializado. No obstante su precio rondaba entre los $50.000 y los $100.000, lo cual no era para nada accesible. Este aparato, llamado el “Reality Build For Two”, permitia tocar y girar objetos virtuales gracias al accesorio de los guantes conectados al visor del mismo. Más o menos como la Sword of Damocles.

Estos aparatos, de todos modos, eran más que nada experiencias experimentales sin propósitos lúdicos en realidad. Según el medio «Meristation» la real inclusión de la tecnología de realidad virtual al mundo de los videojuegos vino por fin en los años noventa. Esto ocurrió primero de mano de Sega con las “Sega VR”, y posteriormente de Nintendo, con el “Virtual Boy”. Cabe mencionar que ninguno de los dos resultó realmente bien. De hecho, el Virtual Boy es bastante popular en la actualidad cómo uno de los mayores fracasos de “la gran N”. Entre las razones de tal fracaso estaban el gran peso del dispositivo, además de la pantalla color rojo y los fuertes dolores de cabeza que ocasionaba. Con solo decirles que el mismo Virtual Boy venía con advertencias de no usar por más de treinta minutos continuos ya cualquiera podría hacerse una idea.

Estos son solo algunos de los intentos, y pasos, de la realidad virtual desde sus orígenes. La mayoría o no resultaron bien, o eran privados o muy costosos para el público. Sin embargo, las cosas han comenzado a tomar un poco de mejor color en siglo actual.

El punto de mejora para esta tecnología fue el conocido “Oculus Rift”, lanzado en el año 2009, y financiado gracias a un Kickstarter. Estas son fueron las primeras gafas de realidad virtual de público común y funcional de la historia. Incluso llegaron a ser compradas por Facebook (actualmente Meta) en 2014, debido a su potencial. Este producto acabó por disparar la tecnología VR a volverse funcional.

En la actualidad, la tecnología de realidad virtual tiene varias alternativas, con distintos precios, y montones de juegos diversos para los consumidores. No obstante, sigue sin ser algo tan masivo cómo tener un ordenador, un móvil, o incluso una consola de sobremesa. No son pocos quienes se adentran en este mundo, eso sí, y cada día son más. ¿Llegará un punto en que esta misma Realidad Virtual, en conjunto con el naciente Metaverso, llegue a tragarnos por completo? Es probable, ¿pero hasta que punto?

¿Será posible algún día la «Inmersión Total»?

Personalmente creo que mi punto de inflexión respecto a interesarme realmente en la realidad virtual fue cuando conocí la saga de novelas ligeras “Sword Art Online”, escrita por Reki Kawahara en 2002 y publicada oficialmente en 2009. En la historia escrita por Kawahara, durante el año 2022 es lanzado el primer casco de realidad virtual de “Inmersión Total” (Fulldive en inglés).

El Nerve Gear. El aparato de Realidad Virtual «Fulldive» de Sword Art Online

Este término fue acuñado y popularizado a raíz de SAO y usado también en películas cómo Ready Player One. El mismo se refiere a es un tipo de experiencia de realidad virtual en la que uno se «sumerge» completamente en el mundo virtual y se desconecta de la realidad física, dejando que manejes un avatar cómo manejarías tu propio cuerpo, y sintiendo todo lo que el avatar siente. Mientras tanto, tu cuerpo real yace en un estado de semi-inconsiencia.

Cómo ya saben, estamos en pleno año 2022, y no hay rastro de la maravillosa tecnología planteada por Kawahara u otros tantos escritores de ciencia ficción. Esto ha hecho que personalmente me pregunte, ¿Será posible algún día la realidad virtual de inmersión total en la vida real? Tras investigar un poco logré llegar a una conclusión lo suficientemente esperanzadora (o aterradora, dependiendo de tu punto de vista): Sí, pero no todavía.

Avances en la teconología «Fulldive»

La informática y robótica han hecho avances maravillosos en este siglo. Incluso se han llegado a crear dispositivos que leen las ondas cerebrales hasta cierto punto, o que leen impulsos nerviosos, cómo los que usan las prótesis más avanzadas. No obstante, aún se está bastante lejos de conseguir.

Las razones de esto son varias, pero principalmente se tiene que tener en cuenta que el cerebro es bastante complicado, y que no lo conocemos lo suficientemente a fondo ni sabemos realmente cómo sobrescribir sentidos sobre este aún. No de forma no intrusiva, al menos.

“El problema con el enfoque BCI no invasivo radica en que sabemos muy poco sobre cómo funciona el cerebro humano de manera común, y mucho menos cómo cambia de persona a persona para tener en cuenta la edad, la enfermedad, el género, la educación, el trauma y muchos otros factores” señala Yusuf Vihan en el medio digital “3Drific”. Y es que es cierto. Los avances en cuanto a interfaz cerebro máquina, tanto invasivos cómo no invasivos, son bastante pocos. De momento, no sabemos suficiente del cerebro humano cómo para poder desarrollar una tecnología así, y si a eso le sumamos que ni siquiera cosas cómo la percepción de profundidad, o el campo de visión están totalmente dominados en la realidad virtual, pues no esperen ver tecnología Fulldive en la próxima década. De momento, es solo una fantasía. Pero recalco el “de momento”.

Quien sabe. Quizás en veinte años si seamos capaz de sumergirnos en un mundo virtual que se sienta realista y con estimulación a los cinco sentidos mientras nuestro cuerpo pueda yacer dormido en una cama. Cuando eso ocurra, para bien o para mal, definitivamente ocurrirá una revolución.

Fuentes consultadas:

https://as.com/meristation/2018/01/10/reportajes/1515567480_172151.html

https://xperimentacultura.com/historia-de-la-realidad-virtual/#:~:text=El%20t%C3%A9rmino%20realidad%20virtual%20fue,de%20la%20realidad%20virtual%20h%C3%A1pticos

https://quasardynamics.com/origen-e-historia-la-realidad-virtual/

https://www.xataka.com/historia-tecnologica/el-primer-simulador-vr-de-la-historia-tenia-forma-de-recreativa-y-se-invento-a-finales-de-los-50

https://3drific.com/is-full-dive-vr-achievable-in-the-next-10-years/#:~:text=%E2%80%9CFull%20dive%20VR%E2%80%9D%20%E2%80%93%20a,with%20the%20actual%20physical%20reality.

economía

Cómo influyen las compras online en la economía

El término “e‐commerce” es la abreviación del comercio electrónico y se resume a todas las transacciones comerciales realizadas por internet. Cada día son más las personas que se familiarizan con este proceso y lo incorporan como su método de compra y venta. Afectando directa e indirectamente a la economía. Entérate cuáles son los beneficios de ser un e-commerce.

No es novedad que producto de la crisis sanitaria Covid-19 las ventas por internet tuvieron un aumento significativo e impacto en la economía a nivel mundial. Dicha situación transformó la percepción que tenían las personas sobre las compras por internet. Esto, se convirtió en un proceso necesario y permanente para la población. Sin embargo, muchos de estos procesos no están regulados.

De acuerdo con el análisis especializado en «Impuestos a las plataformas digitales», publicado por la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile (BCN) en Chile, se han propuesto medidas que gravan los servicios digitales a través del proyecto de ley de Modernización Tributaria.

Pese a que el Estado intenta modificar el fenómeno de la compra y venta por internet mediante los impuestos. El comercio en línea sigue sin tener por completo una regulación oficial. Así lo destacó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) señalando que «Dichas medidas unilaterales podrían generar riesgos y efectos adversos tal como repercusiones negativas en la inversión, la innovación y el crecimiento; una posible sobre imposición».

Por ejemplo, Netflix es una plataforma digital y se debe adquirir por internet. Se masificó y recibió altos ingresos durante y posterior al confinamiento. Según el Servicio de Impuestos Internos (SII) en Chile se le aplicó el impuesto al valor agregado (IVA), correspondiente al 19% a medios streaming. Incorporando y modificando “plataformas digitales” a la reforma tributaria presente en nuestro país.

Cómo saber que empresas aportan a la economía apesar de no estar físicamente en Chile

Hoy ocurre algo muy simple y que está directamente relacionado con el dinero, la masificación de las tarjetas. Gracias a la dirección IP y los mecanismos de geolocalización que poseen. Se logra comprobar que las tarjetas de crédito, débito o cuentas bancarias con las que se paga el servicio se encuentran emitidas o registradas en Chile.

Así, las transacciones poseen un historial y por lo tanto, son rastreables. Además, el formato de las tarjetas se adaptó al uso de internet, habilitando herramientas para ahorrar tiempo y dinero evitando que te dirijas de manera presencial a las tiendas o al realizar trámites.

Conoce el listado de los contribuyentes sin domicilio ni residencia en Chile que pagan IVA sobre servicios digitales. ¡Te sorprenderá saber cuántos son!

Para mí, lo que te inculcan desde pequeño en la sociedad sobre estos temas no es más que miedos y limitaciones. Se transmite el concepto de endeudamiento como una situación terrible. La adquisición de una tarjeta se tilda como perjudicial para nuestro bolsillo, pero no es más que falta de educación financiera en la población.  

Compra y venta al alcance de un clic

Gran parte de las compras por internet se llevaron a cabo gracias al confinamiento, pero hay que recalcar que anterior a ello, existía y que aún existe una desconfianza y falta de información en los procesos de compra y venta por internet.

De hecho, en una investigación publicada por el centro de estudios español Statista, se destacó el concepto «social selling» como el nuevo modelo que se consolidó en el marco del confinamiento, siendo actualmente la forma más eficaz de generar vínculos con los clientes, potenciar la marca y hacer que sea elegida.

La inmediatez al momento de realizar una compra y el uso de las redes sociales como canal de venta ha desencadenado no solo un aumento en un 20% durante la pandemia en Chile según el INE sino también ha afectado positiva y negativamente otra área, la empleabilidad.

Con el retorno a la presencialidad quedó demostrado que hay productos que ya no se venden en físico. Su demanda es más sencilla por internet y no se producen en mayor cantidad como antes para abastecer las tiendas. Por lo tanto, se les da prioridad a productos que tienen mayor masificación por este formato.

Según el Sernac, durante el periodo más crítico de la pandemia. Los reclamos por el comercio electrónico aumentaron más de 200%, siendo los principales problemas el retraso de la entrega de los productos, falta de stock y lentitud para resolver inconvenientes o reclamos que se podían presentar.

Es por ello, que hoy los presupuestos de las empresas destinados a personal se redirige a otra áreas. Logística y empresas externas de transporte. Varias veces disminuyendo al personal, afectando la economía de aquellos que imponen.

Adaptación

De la mano con la empleabilidad, se encuentran los emprendedores. Muchos de ellos se adaptan en pro de las nuevas tendencias. Comercializan sus productos de manera informal e incluso incógnita para el Estado, mediante el uso constante de redes sociales.

Incluso, grandes empresas han tenido que adaptarse a los cambios físicos y virtuales que exige el consumidor hoy en día. La comodidad e instantaneidad al adquirir un producto y recibirlo en la puerta de la casa es innegablemente cómodo.

Personalmente, pertenezco al porcentaje oculto que vende sus productos directamente por redes sociales e internet en general. Esto ha cambiado mi perspectiva y visión de la economía y la educación financiera. Para mi, la prontitud y facilidad que te entregan los medios informales para generar vínculos con los clientes en frecuencia es más cálida que de manera presencial.

Finalmente, concluí que no se puede dimensionar cuántas son las personas que en este momento están generando ingresos o comprando por redes sociales e internet afectando directamente los índices económicos. Sin embargo, de acuerdo con el estudio del Servicio de Impuestos Internos (INE) sobre «El salto del comercio electrónico» se cuantificó en «Uno de cada tres hogares realizó alguna compra por Internet en el último año».

Te podría interesar: Big Data: La herramienta que mejora experiencias mediante datos

Big Data: La herramienta que mejora experiencias mediante datos

El manejo detallado de nuestros datos personales puede verse reflejado en una mejora para nuestras experiencias como usuarios.

La información es el recurso más valioso para la mercadotecnia, pero no siempre fue sencillo tener un acceso a ella. La recopilación de datos puede llegar a dificultarse, debido a la cantidad de información que abunda en internet. Es por ello que el Big Data se presenta como una herramienta para facilitar este trabajo y proporcionar respuestas.

Definición de Big Data

Para comprender de mejor manera el tema, primero es necesario tener una noción de lo que es el Big Data. Leandro Zanoni define el termino como “la recolección, el almacenamiento, la gestión, la visualización, la vinculación y el aprovechamiento de grandes volúmenes de datos”. De igual manera es correcto integrar a ello los sistemas y las herramientas de software usadas para analizar el valor de la información.

Cukier lo define como “conjunto de datos de tal volumen que las aplicaciones informáticas tradicionales de procesamiento de datos no son suficientes para tratar con ellos”. Referente a su capacidad analítica de los datos, el Big Data está realizando transformaciones en las industrias que requieren un análisis continuo de los datos.

En palabras sencillas, el Big Data es una herramienta que permite recopilar información de las visitas en una página web y otros orígenes de datos. Esto con el objetivo de perfeccionar la experiencia de interacción, así como optimizar el valor que se ofrece. Un documental que me ayudó a comprender mejor con una ayuda audiovisual fue el documental de Modesto Sierra “Big Data: el valor de nuestra información”.

Datos personales para fines corporativos

Preguntandome como los anuncios de mis redes sociales reflejan de manera tan precisa mis gustos, investigué de ello y me encontré con el Big Data. El uso que le dan las empresas a los datos personales es una inquietud en los usuarios, siendo un miedo “la información como mercancía”. Se han visto casos como el de Cambridge Analytica por parte de Facebook, hecho que despertó una preocupación dentro de sus usuarios.

A pesar de el miedo existente por el mal uso de mis datos personales, también hay que reconocer los beneficios de tales herramientas. Duchowney decía que el Big Data “representa una gran oportunidad para el sector publicitario, ya que los datos pueden alterar las cadenas de valor y permitir a los anunciantes conectarse tanto con grupos como con cada consumidor de forma individual”. Gracias a la recopilación de datos se puede dar un mejor servicio al usuario, produciendo así una retroalimentación al sistema con mas data útil.

Una entrevista realizada a Christian Pierre, Intelligence officer de la agencia independiente GUT Miami y GUT Buenos Aires. Afirma que el Big Data viene de la mano con la personalización, dejando así al publicista trabajar con el mensaje. Ya que, si se envía un mismo mensaje para un grupo de persona, no se puede pensar que todos reaccionaran de la misma manera. Pero si se envían diferentes mensajes alrededor de un mismo producto, pero cumpliendo con los intereses de cada individuo, será mejor recibido.  

En resumidas palabras, podrían ser dos razones por las cuales las compañías estén utilizando el Big Data. Están usando el data para desarrollar su producto o servicio a entregar o bien lo emplean para crear relaciones con la gente.

Los beneficios del Big Data

No me gusta la idea de la tecnología como algo malo, las herramientas no son “buenas” o “malas”, simplemente va a depender del usuario. Cuando algo se usa con responsabilidad y criterio puede llegar a ser de mucha utilidad para muchos ámbitos. Si bien el Big Data puede ser un arma de doble filo, llega a ser muy beneficiosa, teniendo en cuenta el mundo inmerso en la tecnología que estamos creando como sociedad.

Cuando la tecnología se utiliza de manera responsable, es posible aprovechar estas ventajas para fines sociales. Casos como el de la organización Global Fishing Watch, aprovechando el Big data para una acción social. Esta herramienta provee a cualquier empresa mejorar sus experiencias para los consumidores y para ella misma. No solo redes sociales la usan, ya que se ha visto probada por mineras para aumentar su sustentabilidad en el mundo actual.

En mi búsqueda de organización con Big Data, me encontré con Destination Pride: una plataforma de búsqueda que ayuda a las personas LGBTQ+ a viajar por el mundo con más seguridad.

Esta plataforma permite que el usuario pueda buscar ciudades a las cuales quiere viajar y acceder a información de dicha ciudad en relación a la comunidad LGBTQ+.

Digitalización de nuestros datos en un mundo tecnológico

El miedo al uso que se le da a la información privada es algo inevitable, pero es cuestión de acostumbrarse. Nos enfrentamos a una era en donde la tecnología ha tomado el protagonismo en la sociedad, intentar no sumergirse en ella solo aplaza lo inevitable. No queremos darle nuestros datos a una empresa de manera directa, pero le damos nuestros datos a Facebook, Instagram, Twitter y otras redes sociales. Tarde o temprano esa información acaba transformándose en publicidad, que, aunque intentemos verlo de manera negativa, al final acaba siendo útil.

No solo como una mirada a grandes empresas, el Big Data puede presentarse como una oportunidad para hacer crecer tu negocio. Si las grandes corporaciones hacen uso de ello, ¿por qué no hacer lo mismo? También se puede emprender con aquella herramienta, ya que, al ser un instrumento muy solicitado, genera grandes cantidades de empleos.

La visión hacia el futuro va cada vez mas ligado a la tecnología, por lo que informarse acerca de estas herramientas puede ser beneficioso. El Big Data puede llegar a ser una fuente de información muy poderosa para la sociedad actual, ya que, como dicen por ahí “la información es poder”.